fbpx
Marketing Politico

Marketing Politíco

El marketing político se define como aquella disciplina que surge de la combinación de las ciencias políticas y el marketing, cuyo objeto de estudio son las campañas políticas.

Se define como  el proceso de unir a los candidatos en las elecciones y todas sus ideas en campañas separadas y dirigir a estos grupos al contingente electoral.

El objetivo o la meta central  es crear una posición política para un candidato en particular; esto con el fin de obtener el apoyo de las masas. Al igual que en el marketing convencional, existen conceptos de vendedor, producto y comprador.

El centro del marketing político son los consumidores, si ellos no están no puede haber o existir campaña ni votación. Son el motor que permiten que las campañas utilicen de manera óptima sus recursos y, además, que se muevan en la dirección correcta.

Una de las claves fundamentales para hacer un buen marketing político es la convicción del propio político.

¿Cuáles son las bases para implementar una buena estrategia de marketing político?

Ante todo, tener claros los objetivos y el conocimiento del target al que se va a dirigir. Además, el conocimiento de las fortalezas y debilidades, el saber cómo se está posicionando la competencia y, con ello, la identificación de posibles problemas y oportunidades son puntos relevantes para la implementación de dicha estrategia.

Las prácticas sociales y medioambientales deberán ser analizadas y tomadas en cuenta en este tipo de marketing

Por otro lado,  es importante destacar que  el comportamiento de los candidatos es un factor influyente en las elecciones. En este sentido, las prácticas sociales y medioambientales son esenciales en el candidato modelo y deberán ser analizadas y tomadas en cuenta en el marketing político al igual que la imagen del candidato o la campaña.

De acuerdo a lo que señalan quienes conocen de estos temas, este tipo de marketing es un marketing socialmente responsable.

Por otra parte, es bueno saber que el objetivo principal de la política como actividad estatal es apoderarse y posteriormente controlar un mercado previamente conquistado. El mercado en este caso se considera como un mercado de poder.

En otro orden de ideas, hay quienes confunden el marketing político y el marketing electoral.

Este último concepto busca la victoria electoral, ya sea en convocatorias políticas, sindicales, de carácter asociativo. Por tanto, tiene un momento inicial y uno final, que coincide con el recuento de los votos.

Mientras, que el marketing político va más allá. Este permite establecer las bases para fidelizar a los electores a través del convencimiento de la importancia y utilidad del voto durante y después del período electoral.

Más allá de su función de instrumento ganador para proyectos particulares, este tipo de marketing puede ayudar a mejorar la producción política y a enriquecer la oferta electoral.Más allá de su función de instrumento ganador para proyectos particulares, este tipo de marketing puede ayudar a mejorar la producción política y a enriquecer la oferta electoral.

En pocas palabras el marketing político es un mecanismo de creación de nuevas ideas, de nuevas imágenes y, sobre todo, de seducción.

A la hora de diseñar un plan de marketing político tenés que reflexionar, pensar y saber en qué contexto se va a desarrollar el trabajo

En lo que respecta al diseño del plan de marketing político el candidato o partido político tiene que reflexionar, pensar y saber en qué contexto electoral se va a desarrollar el trabajo con los agentes y elementos internos y externos relacionados con el proyecto político.

Algunos de estos son la competencia política, el mercado electoral, los votantes o electores, la situación y ambiente político, las tendencias, los avances de resultados en encuestas políticas, entre otros.

¿Qué es una estrategia política de contraste?

Una estrategia política de contraste se realiza para brindar a los votantes un súper poder: el poder de ver más allá de las apariencias, el poder de atravesar las capas superficiales de la política para ver lo que antes no se veía, el poder de descubrir lo oculto.

Cada campaña política resalta las fortalezas más importantes de su candidato y de su partido. Coloca dichas fortalezas en la agenda política, las despliega en los medios de comunicación y las capitaliza en el escenario electoral.

No obstante, al mismo tiempo sabemos que todo candidato tiene su zona oscura y hay que aprovecharse de eso también. 

Si necesitás alguien que se encargue de  llevar a cabo un plan de marketing político nosotros tenemos una excelente profesional capacitado para ello. Contamos con Claudio Cavezalli, un apasionado del marketing, capacitado  para realizar investigación, planificación estratégica, dirección creativa y administración.   

Marketing Político

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hablar con Roberto
Hola ¿en qué te podemos ayudar?
Hola, ¿Cómo estás?

Contanos en qué podemos ayudarte y con gusto te asesoraremos.